Cada vez que nos quitamos el Apple Watch de la muñeca, automáticamente se bloquea el acceso a este. En esto se basa la seguridad de este reloj. En teoría es imposible volver a usarlo sin haber tecleado el código especial. Sin embargo, resulta que podemos omitirlo de una manera muy sencilla.

La persona indeseada puede reiniciar el dispositivo y enchufarlo al cargador. De esta manera tiene posibilidad de borrar todos los datos del reloj y restablecer la configuración predeterminada sin tener que introducir el código de seguridad. Esperemos que Apple actualice pronto el sistema del reloj para impedir este tipo de prácticas. Merece la pena recordar que la necesidad de introducir la contraseña después de reiniciar los dispositivos con iOS 7 e iOS 8 ha ayudado a disminuir notablemente el número de robos de iPhone en el mundo.

El video muestra el proceso de entrar en el sistema del dispositivo sin conocer la contraseña.

Fuente: 9TO5MAC

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí