El tema de la resistencia al agua del reloj Apple Watch sigue siendo actual. Esta vez la propia Apple nos aconseja exponerlo al agua.

Apple Watch tiene un grado de resistencia al agua IPX7, por lo tanto podemos lavarnos las manos, ducharnos, sudar o pasear bajo la lluvia llevándolo en la muñeca. Como ya hemos escrito, Apple Watch sobrepasó las pruebas de natación en la piscina, aunque el fabricante no recomienda este tipo de prácticas y no tiene la responsabilidad de los posibles daños.

El agua parece ser también un buen remedio para problemas con el funcionamiento de la corona, del que se quejan algunos usuarios. Si la corona no da vueltas correctamente, o se atasca por el polvo u otras sustancias que se acumulan entre esta y la caja, Apple recomienda durante 10-15 segundos poner el reloj apagado bajo un chorro de agua caliente, mientras que el usuario mueve o pulsa la corona.

Todo el proceso está descrito en la página de soporte técnico de Apple.

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.