Samsung presentó unos nuevos chip de memoria con la capacidad de 256 GB, dedicados especialmente para los dispositivos móviles. Los módulos tipo UFS 2.0 podrían ser utilizados en la construcción de la siguiente generación de los iPhone, cuyo estreno está previsto para los finales de verano.

Los nuevos chip utilizan la tecnología Command Queue (la acelerada ejecución de comandos) y V-NAND (mejor rendimiento y durabilidad). Los microprocesadores permiten acceder los datos con la velocidad de 850 MB por segundo y guardarlos a 260 MB por segundo. En lo que se refiere al primer de los mencionados valores, el rendimiento resulta mejor de los discos SSD instalados en los portátiles. Las detalladas informaciones técnicas están disponibles en la página web del fabricante.

Vale la pena añadir que según muchos rumores, Samsung se convertirá en un proveedor principal de las memorias flash para los iPhone. Por esto es muy probable que entre ambas empresas habrá una cooperación en esta área y los nuevos chip serán usados en los futuros móviles y las próximas tabletas de Apple.

Fuente: AppleInsider

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.