Soy un grande fan del sistema OS X pero tengo que admitir que hay algunas cosas que faltan en este sistema en comparación con las soluciones competitivas. Después de usar Windows durante muchos años, la primera cosa que me faltaba en el ordenador de Apple fue el control individual de volumen para diferentes aplicaciones. Por suerte encontré una solución que permite activar esta opción en el software de Apple.

El programa VolumeMixer es una herramienta poco complicada y su uso es tan intuitivo como en el sistema Windows, donde una función similar está usada por múltiples usuarios.

En primer paso hay que instalar la aplicación y reiniciar el ordenador. En la barra superior del sistema aparecerá un icono de VolumeMixer. Cada programa que puede emitir el sonido y está en este momento ejecutando, tiene un marcador separado para cambiar su volumen. Es una óptima solución en los momentos cuando por ejemplo escuchamos música en Spotify o iTunes y no queremos oír al mismo tiempo los sonidos de Facebook o Slack. Obviamente podríamos entrar en preferencias de cada programa y cambiar el volumen manualmente. Pero VolumeMixer simplifica todo este proceso y además permite sólo bajar el volumen del sonido, pero no es posible eliminar los ruidos completamente.

volumemixer

El programa está disponible en una versión de prueba de 15 días. Después es necesario comprar la licencia. Son 9,30 euros por 2 ordenadores, 13,95 euros por cinco ordenadores y 18,60 euros por cinco ordenadores con el soporte adicional de los desarrolladores. En mi opinión este software vale este dinero. El programa lo podéis descargar de la página oficial del desarrollador.

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.