Algunas aplicaciones nativas del sistema iOS son completamente inútiles para los usuarios. Lo que a menudo hacemos con estos programas es ponerlos en una carpeta aparte para luego olvidarnos de su existencia. Por ejemplo ¿para qué necesitamos la aplicación Apple Watch, si no tenemos este dispositivo? Hay muchos casos como este. Pero por suerte existe un interesante truco que permite ocultar los iconos de los programas no deseados.

Al principio vale la pena señalar que con este método no eliminamos a las aplicaciones nativas, sólo las escondemos. Tal vez será posible borrar estos programas por completo en iOS 10. En una de las entrevistas Tim Cook determinó esta opción como muy probable.

Pero vamos al grano. Para eliminar el icono de la aplicación, primero hay que crear una carpeta (pon un icono sobre algún otro). Luego, coge el icono del programa no deseado y colócalo en la segunda página de la carpeta. En siguiente paso, coge otra vez el icono del programa no deseado, ponlo en la tercera página de la carpeta y en este momento presiona el botón Home. El icono desaparecerá. El acceso al programa "borrado" será posible a través de la búsqueda Spotlight. Además, después de reiniciar nuestro dispositivo, el icono será de nuevo visible en la segunda página de la carpeta creada por nosotros. Todo el proceso lo podéis ver en el vídeo abajo.

Fuente: AppleInsider

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.