La oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ha publicado los documentos relacionados con un nuevo proyecto de Apple: una caja especial para iPhone. Según la descripción, la nueva caja tendría unos rincones que se activarían justo antes de la caída, protegiendo el móvil de los daños y también del agua.

La idea es la siguiente. Cuando el acelerómetro detecta que el móvil está cayendo, aparece la protección en las esquinas y en consecuencia los daños del dispositivo no resultan muy graves. Además, el iPhone es capaz de prever el ángulo de contacto con el suelo y puede posicionar los amortiguadores para mejor proteger a la pantalla. La nueva solución funcionará perfectamente también en el agua. El iPhone, en vez de ahogarse, permanecerá flotando en la superficie.

En este momento no se sabe si este proyecto se convertirá en realidad. Es probable que este tipo de solución aparezca en el iPhone 7 o en alguna funda dedicada a los dispositivos móviles de Apple.

Fuente: AppleInsider, USPTO

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.