El Gatekeeper es un programa cuyo objetivo es proteger los ordenadores Mac contra la instalación del software no deseado. Pero conforme las últimas informaciones, el Gatekeeper resulta completamente inútil en el sistema OS X El Capitan. Según Patrick Wardle, el director de seguridad de la empresa Synack, los hackers pueden facilmente eludir esta barrera.

Es posible realizar un ataque malicioso esquivando al Gatekeeper. Para hacerlo, es necesario utilizar un archivo binario que ya ha sido aprobado por el sistema. Este archivo sirve para implementar el software no deseado por el usuario. Lo importante es que todo esto pasa sin ninguna intervención del Gatekeeper. No importa, si en las preferencias del sistema está marcada la opción segura, que no permite descargar programas libremente de Mac App Store. Esto no sirve, porque las aplicaciones maliciosas no son monitoreadas por el sistema después de su instalación.

Después de introducir sus programas en el ordenador, los hackers pueden colocar en el disco duro un troyano que roba las contraseñas, o que graba el audio y vídeo sin que lo sepa el usuario. La laguna debe ser bastante grave, porque ya pasaron 60 días desde que Wardle había informado Apple sobre este problema. Nos queda esperar con tranquilidad hasta que los especialistas de Cupertino solucionen el asunto.

Fuente: Cult of Mac, MacWorld

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.