Los fabricantes de los relojes inteligentes con sistema Android Wear, que tienen construcción basada en Tizen, desde hace mucho tiempo se enfrentan con las ventas relativamente débiles de estos dispositivos. Hasta hace poco su mayor competidor eran los relojes Pebble, pero desde abril en el mercado está también Apple y su reloj Apple Watch.

Conforme el análisis, en los primeros meses desde su lanzamiento, se han vendido más que 3 millones de unidades. Es poco probable que Apple quiera añadir al grupo de sus clientes a los usuarios de relojes con Android. En contraste, Google intenta ganar a los usuarios de iOS. Con este objetivo hace poco ha estrenado una aplicación para iPhone, con la cual es posible manejar a los relojes con Android Wear. Tal vez Samsung decidirá dar un paso similar en caso de su nuevo smart watch, Gear S2.

Como informa el servicio Digital Spy, el portavoz de Samsung admitió que la empresa está considerando desarrollar la compatibilidad de Gear S2 con otros sistemas, también con iOS. Este paso sería un intento de competir con Apple y también con otros fabricantes de relojes inteligentes con Android Wear. Además, por el hecho de que Samsung tiene el control entero de su sistema operativo, podría hacerlo compatible con HealthKit y aplicación Salud. Los relojes Android Wear, aunque tienen la posibilidad de conexión con iPhone, no permiten enviar datos sobre actividad al dicho programa.

Fuente: Digital Spy

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.