La navegación para iPhone, la uso prácticamente desde el lanzamiento del modelo 3G. Después de años de pruebas de diferentes aplicaciones, a veces bastante caras, y de testear varias soluciones, decidí usar sólo los mapas de Google. Una de las razones es que las rutas de esta aplicación se ajustan en vivo a las condiciones en la carretera.

Por supuesto, los mapas de Google para llevarnos desde el punto A al punto B, necesitan conexión de internet para actualizar la información sobre el tráfico y los atascos. En actualidad, el internet móvil es un estándar. Además, para los viajes al extranjero, por lo menos a algunos países, es posible tener tarjetas SIM de varios operadores locales. Al final, siempre es posible activar el roaming (que no debería costarnos una fortuna) para que Google pudiese actualizar la ruta.

Según mi propia experiencia, Google Maps es lo mejor que hay. Hace tres semanas en camino a Francia los mapas de Google me cambiaron la ruta. Me dirigieron por una circunvalación por el distrito Linden en Hanover. Gracias a este cambio de ruta no tuve que esperar en un atasco de varios kilómetros.

Quién una vez usó mapas de Google, especialmente en rutas largas y por la noche, sabía que había un inconveniente dentro de la aplicación: la falta de modo nocturno. La pantalla demasiado clara irritaba y molestaba. Pero esta situación ya pertenece al pasado. Ayer por la noche, Google lanzó una actualización de su aplicación, añadiendo el modo nocturno.

Google Maps

La verdad es que no lo podemos activar manualmente (aunque intenté encontrar esta opción). La aplicación se pone en el modo nocturno cuando realmente hace de noche.

Ahora, después de cambiar para el diseño oscuro, el uso del programa por la noche será mucho más agradable.

Os recuerdo que Google Maps está disponible en App Store gratis.

Google Maps - Descarga de App Store

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.