La estética es una parte importante de los dispositivos Apple. Aunque la discusión sobre gustos no tiene mucho sentido, la mayoría de las personas está encantada con los productos con el logo de manzana mordida. Pero la última generación de los iPhones despierta unas controversias. La cámara sobresaliente y las lineas de antenas muy demarcadas en la parte trasera, no constituyen un buen diseño.

En lo que se refiere al primer caso, es decir, a la cámara destacada, no hay una explicación racional para la solución adoptada. Pero el caso de las antenas es diferente: no serían capacez de funcionar si fuesen metidas dentro de la caja metálica de iPhone.

Sin embargo, esto puede cambiar en el futuro. Apple hizo una solicitud a la Oficina de Patentes y Marcas de EEUU presentanto un material con aspecto metálico que deja pasar a las ondas de radio.

El nombre de este material compuesto es “Non-capacitive or radio frequency-transparent materials with anodized metal appearance”. En traducción libre esto significa "material parecido a metal anodizado que deja pasar las ondas de radio".

Las lineas de antena hechas de este tipo de material dejarían la capa trasera de iPhone uniforme, como si fuera hecha de una pieza de metal.

Antes escribimos que Apple planea integrar el sensor bimoétrico con la pantalla táctil de iPhone. Si las dos soluciones fuesen aplicadas en la siguiente generación de dispositivos, sería una indicación importante para averiguar el nuevo aspecto de los futuros móviles.

Fuente: iDownloadBlog

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.