La empresa de reciclaje en el Silicón Valley está buscando a la mujer que ha llevado a reciclar el ordenador Apple I, junto a otros viejos dispositivos electrónicos.

El Apple I estaba entre las cosas que la mujer sacó del garaje tras la muerte de su marido. El dispositivo es uno de los 200 ordenadores hechos personalmente por Steve Wozniak, Steve Jobs y Ron Wayne. La máquina del 1976 tirada a la basura ha sido ya revendida por 200 mil dólares. Su precio anterior eran 600 dólares.

La empresa de reciclaje Clean Bay Area está buscando a la propietaria que les ha dejado dicho ordenador. Está dispuesta a darle la mitad del dinero de la venta del dispositivo (100 mil dólares) que ha sido revendido a un coleccionista privado.

Hasta ahora se sabe de la existencia de 63 de los 200 ordenadores Apple I fabricados personalmente por Wozniak, Jobs y Wane, los cuales han resistido hasta la actualidad. El ordenador que la mujer dejó en el centro de reciclaje probablemente es uno más.

El hecho de que la mujer lo haya llevado a reciclar no debería sorprender. Los ordenadores Apple I se vendían en forma de placa base. El cliente tenía que comprar por separado las otras partes como la carcasa, el teclado, el cargador y la pantalla. Seguramente, para la mujer que no estaba interesada en el tema, el dispositivo era solo un trasto viejo más.

Merece la pena recordar que medio año atrás otro Apple I (que todavía funcionaba) fue vendido en una subasta por 365 mil dólares. Además otro ordenador Apple I fue vendido en una subasta de la fundación de Henry Ford por 905 mil dólares.

Fuente: Washington Post

Artículo traducido del polaco. Puedes encontrar el texto original aquí.